CREA UNOS HÁBITOS (factoría),

ALINÉALOS (de)

y HAZ CRECER TUS INGRESOS (activos).

 

¿Por qué “Factoría”?

 

Porque la palabra “factoría” engloba un camino de principio a fin.

 

La riqueza no significa tener dinero sino tener tiempo. Tiempo para ti. Tiempo para decidir a qué dedicar en cada momento, a hacer lo que realmente deseas.

 

Pero claro, esto requiere, en un primer paso, cambiar tu parte interna.

 

La parte interna que adquieres y moldeas desde pequeño y que hace que des ciertas respuestas a eventos que pasan en tu vida. Esta manera de actuar es debido a los hábitos que has obtenido a lo largo de tu vida.

 

Cada personas es como un factoría, una sociedad limitada unipersonal.

 

Bueno… ¿Y por qué una factoría?

 

Si lo llevas al estado más simple de la palabra, factoría es una cadena de producción donde a través de unas materias primas obtienes un producto final.

 

Las materias primas ya existen y es la combinación y cómo reaccionan unas con otras lo que hace dar como resultado un producto, un servicio, un activo.

 

Los hábitos ya existen y es por tanto responsabilidad tuya utilizarlos de la manera más correcta y efectiva para obtener el resultado que tu quieres. En este caso, para comenzar con tu columna de activos. 

 

Mucha gente se pasa la vida adquiriendo conocimiento a  través de libros, seminarios, cursos, noticias, y es una buena manera de aumentar tu inteligencia financiera. Lo que sucede, es que después de eso, se atasca.

 

Cree que tiene que saber todo antes de comenzar. Y esto no es así.

 

Parte del aprendizaje es pasando a la acción. Ahí es donde te das cuenta de ciertas cosas que te faltaban por aprender.

 

Es verdad que antes de empezar, necesitas fijarte una meta, un resultado y alinear todo tu liderazgo hacia la consecución de la misma. Debes establecer un punto de comienzo, diseñar una planificación a medio y largo plazo e implantarla a través de una gestión medible.

 

Y para esto es imprescindible ser consciente de tus hábitos, aptitudes, actitudes,… con el fin de obtener  tu resultado esperado. 

 

Esto está muy bien.

 

Sin embargo, siempre hay un pero.

 

Necesitas identificar dónde te encuentras financieramente antes de comenzar cualquier objetivo.

 

Esto es primordial para aumentar la probabilidad de éxito.

 
¿Comienzas?

inteligencia financiera

¿Por qué “Activos”?

 

Porque “Activo” es todo lo que pone dinero en tu bolsillo.

 

Tienes que comenzar a generar ingresos extra y no quedarte solamente en el ingreso obtenido por el trabajo.

 

Todo lo que te permita poner algo en tu casilla de activo de la hoja de balance es un avance. La finalidad es que este activo te genere un dinero mes a mes o disponer de él para que puedas venderlo más adelante.

 

La libertad financiera puede variar de una persona a otra, lo que no cambia es que se consigue a través de la columna de activos.

 

Y esta columna de activos se rellena utilizando tu inteligencia financiera.

 

Hay dos tipos de activos:

 

Los activos de capital hacen referencia a los en definitiva tienen que ver con la compra y venta. No debe costar dinero mantenerlos ya que si es así, te estarán descapitalizando.

 

Los activos de renta son los que te van dejando un rendimiento mensual llamado cashflow. Lo vas a ir percibiendo mes a mes por disponer de este activo.

 
¿Quieres comenzar ya con tu columna de activos?

activos

 

Y por último, ¿Por qué “de”?

 

Porque “de” es una preposición y como tal sirve para unir o relacionar palabras de manera que
una pasa a ser complemento de la otra.

 

Es el camino a la acción.

 

Hay un montón de oportunidades y solo falta que cambies tu enfoque, tu perspectiva. 

 

Una vez esto, hay que ir hacia delante. Esto te permitirá afrontar situaciones nuevas que te ayudarán a aumentar tu zona de confort y tu inteligencia financiera. 

 

Dos personas pueden estar mirando el mismo dado y cada uno dirá un número. Al final es el mismo objeto, sin embargo, desde donde lo mires, tendrás una perspectiva diferente.

 

Lo mismo sucede con todo. ¿Cuál es la correcta?

 
¿Quieres pasar al camino de la acción? 

 

 

Te esperamos por el blog y las redes sociales. Te deseamos muchos éxitos.